Marijuán pidió indagatoria de Vanoli por "viernes negro" de jubilados

Fue a raiz de una denuncia de la diputada Mónica Frade, que también involucra al titular del Banco Central Miguel Pesce. Para el fiscal, la decisión del ex funcionario "puso en peligro la vida de millones de personas mayores integrantes de grupos de riesgo".

El 3 de abril millones de jubilados y pensionados salieron a la calle para cobrar sus haberes. La noticia no hubiera sido de tal de no ser porque la Argentina se encontraba transitando la segunda semana de una cuarentena que aún hoy se prolonga y la deficiente organización de aquel operativo, coordinado por la ANSES, generó la controversia acerca de si la medida pudo haber puesto en riesgo al salud de la población expuesta, en su gran mayoría adultos mayores. A tal punto fue serio el impacto político de aquella decisión, que semanas después, el presidente Alberto Fernández dispuso el primer cambio en su gabinete y desplazó al cuestionado titular del organismo, Alejandro Vanoli.

Pero no será el único récord que ostente Vanoli. Además de ser el primer funcionario desplazado, también puede transformarse en el primero en ser indagado por la justicia federal si prospera el pedido que acaba de formular Guillermo Marijuan. Data Clave accedió al texto de la solicitud efectuada por el fiscal, quien señala en la resolución que "sin perjuicio de encontrarnos en una situación anormal para la totalidad de la población, ante la pandemia generada por la transmisión del virus denominado Covid19-, el entonces director de ANSES generó, con su accionar, que millones de personas (y muchas de éstas mayores y en grupos de riesgo) se movilicen de sus hogares, sin tomar las debidas precauciones para ello, ofreciendo posteriormente unas disculpas por su gestión".

El pedido de indagatoria es por el artículo 248 del Código Penal, que tipifica los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios públicos. En el texto, el fiscal remarca que Vanoli "siempre tuvo conocimiento de que la pandemia generada por el virus denominado Covid-19 era particularmente riesgosa para personas mayores de edad y que la aglomeración de personas era altamente favorable para su contagio. Aun así, en esas condiciones, sabiendo por la cantidad de dinero que acreditaba en las cuentas bancarias de beneficiarios de jubilaciones, pensiones, planes sociales y asistencias de emergencia que más de cinco millones de personas saldrían a las calles no hizo nada para evitar o morigerar esas consecuencias que se evidenciaron en lo que aconteciera el día 3 de abril del 2020".

Fuente  Data Clave

Volver