Colegio de abogados: Avalan algo "ficticio" y alejado de la realidad

Pareciera que  el colegio de abogados Quilmeño quien nuclea a los de la tercera sección electoral desconoce la realidad, o bien no le da importancia al daño "sociambiental" que se puede hacer al instalar lo que ellos en la teoría llaman "Alcaldía".

El mismo emitió un comunicado intentando explicar (sin conformar a muchos) la teoría de la intención de construir "alcaldías departamentales", la cual en el caso de Berazategui  ya esta instalando mucho malestar en la sociedad ya que el sitio elegido y la cantidad de espacio físico destinado es  en demasía considerado sospechoso, además cabe destacar que lo hace mas grave el hecho inconsulto y solapado en que el Intendente insto al hCD a que  elaborara el proyecto que cede tierras a la provincia para un fin que no esta claro en la sociedad y que nadie y menos el intendente Mussi, se encarga de aclarar, actuando como siempre de forma escondedora y nebulosa  votando sobre tablas algo que debiera haberse debatido.

 

La explicación según quien nuclea a los profesionales del derecho de Quilmes, Varela y Berazategui  

El sistema penitenciario de la provincia, conformado por 58 Unidades Penitenciarias y 10 Alcaidías Departamentales, se encuentra atravesando una profunda crisis humanitaria y estructural, que requiere una respuesta urgente e inmediata por parte del Estado, en el presente contexto de emergencia en materia de seguridad pública y política y salud penitenciara declarada en todo el territorio de la provincia por la Ley 14.806, que fuera prorrogada en último término por Decreto 1.176/2020; y emergencia sanitaria por pandemia de Covid-19 de público y notorio conocimiento.

La construcción de nuevas Alcaidías Departamentales en Varela, Berazategui y Quilmes, que integran nuestro departamento judicial, que realizará el gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, es una medida promovida en el marco del “Plan de Infraestructura Penitenciario”, creado por Resolución 831/2020 dictada por el Ministerio provincial en ejercicio de su competencia en el diseño de la política criminal y penitenciaria de la provincia, que le fuera atribuida por la Ley 15.164.

Las alcaidías no son cárceles, no son unidades penitenciarias, donde las personas condenadas por la comisión de un delito cumplen una pena privativa de su libertad ambulatoria (prisión o reclusión) por un plazo determinado.

Las alcaidías son establecimientos de detención transitoria de las personas imputadas de un delito que se encuentran a la espera que se resuelva su situación procesal, en general durante 5 días, que pudiere extenderse hasta 15 si se interpusiere apelación. Es decir, a la espera que el Juzgado de Garantías interviniente –o la Cámara de Apelaciones– resuelva si corresponde dictar la prisión preventiva, en cuyo caso el imputado será trasladado a la unidad penitenciaria (cárcel) correspondiente donde permanecerá hasta que se dicte una sentencia firme, o bien, disponga que el acusado deba permanecer, por ejemplo, en libertad o con prisión domiciliaria, mientras se lo investiga, o bien, su liberación (sobreseimiento) porque no es el responsable del delito.

Las alcaidías funcionan dentro de Comisarías y edificios de los órganos del fuero penal, inmersas y dispersas dentro de los centros urbanos y comerciales de ciudades, y se ubican en cercanías a jardines de infantes, escuelas, colegios, plazas, zonas de gran afluencia y circulación de personas y tránsito vehicular, etc., lo cual dificulta el accionar de la justicia, la conexión fluida entre los órganos judiciales y la vinculación de la persona privada de su libertad con su entorno familiar.

La instalación de nuevas alcaidías, es una medida de cooperación recíproca entre los municipios y la provincia que se ha instrumentado en Convenios marcos celebrados entre el Ministerio y las Intendencias, con el objeto de desarrollar proyectos y/o programas que se instrumentaran a través de Convenios Específicos.

En Quilmes, la Legislatura de la Provincia dictó la Ley 15.208, que declaró de utilidad pública y sujetos a expropiación dos manzanas para la construcción de la nueva alcaidía, que se encuentran a 150 metros de la autopista Buenos Aires – La Plata.

En Berazategui, se ha celebrado un Convenio Específico entre dicho Ministerio y el Intendente, convalidado por la Ordenanza 6012 del Concejo Deliberante, que dispuso la cesión de uso precario y gratuito y/o dominio por parte de la Municipalidad a favor del Ministerio, respecto de un sector de un inmueble cercano a la autopista, en el que la Provincia construirá la nueva alcaidía.

Se encuentra avanzada la construcción de la Alcaidía de Varela, para 192 plazas.

La construcción de alcaidías en los partidos que integran nuestro Departamento Judicial, beneficiará a la comunidad debido a que permitirá erradicar el alojamiento de las personas en las comisarías en condiciones indignas, y que los agentes policiales que prestaban tareas administrativas propias de alcaidía dentro de las comisarías, puedan ser destinados a tareas de prevención y persecución del delito en la vía pública, para brindar mayor seguridad.

La instalación de nuevas alcaidías resulta una medida idónea y necesaria tendiente a ampliar y renovar la infraestructura del sistema penitenciario bonaerenses acorde a estándares internacionales, como ocurrió con la construcción de la nueva Alcaidía Departamental de Avellaneda en 2011, cuyo funcionamiento no produjo impacto socio-ambiental; promover el adecuado tratamiento de las personas detenidas en establecimientos cercanos a su domicilio o lugar de reinserción social; garantizar el respeto, por parte del Estado, de los Derechos Humanos de las personas privadas de la libertad, y promover el cumplimiento de la Regla 59 de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Nelson Mandela) que establece: “En la medida de lo posible, los reclusos deben ser internados en establecimientos penitenciarios cercanos a su hogar o a su lugar de reinserción social.

Colegio de Abogados Departamental

Ahora bien, porque decimos que esto es Fisticio y esta alejado de la realidad, primero la lentitud de la justicia (que aparentemente ahora los abogados desconocen) es atroz, además la experiencia dice que  tarde o temprano y gracias al abandono y la desidia de los estados gubernamentales, lo que termina siendo es otra seudo cárcel abarrotada de gente, ya que en la actualidad los detenidos sin condena están hasta 3 años presos sin aclarar sus causas penales.

Volver